Perros que matan ovejas

¡Qué tal amigos! Hoy les hablaré de perros que atacan ovejas. Primeramente debemos destacar que los perros que cometen estos actos, caben dentro de las siguientes categorías: perros salvajes, perros domésticos de nuestra propia casa, y domésticos de casas linderas, abandonados o perdidos en el campo.

Para cualquiera de los puntos anteriores, veremos que existe un común denominador y es que los perros hacen el ataque en forma masiva, mancomunada, o fieles a su genética a través de un comportamiento gregario (grupal). Este hecho se suscita por un comportamiento colectivo y alelo-mimético donde un perro toma el liderazgo de la jauría, y es seguido por los demás en cualquier acción.

La caza de la oveja se planifica cuando los perros entran en la categoría de perros salvajes. Estos tienen un liderazgo establecido y un trabajo en equipo similar al de sus orígenes, el lobo. Siendo así en el crepúsculo del anochecer, asechan estratégica y  cuidadosamente el sitio a invadir o las presas dispersas en el campo. Los perros salvajes tienen el instinto de sobrevivencia muy arraigado ya que de eso depende su vida propia y la de sus congéneres o de la jauría en general, y este instinto se ve más firme aun en las hembras que deben alimentar a sus crías, activando el impulso de caza a su máxima expresión. Una vez iniciada la partida de la jauría se moverán estratégicamente y sigilosamente tal cual una jauría de lobos. Llegar a la presa en este caso ovejas, será sumamente fácil, tal como lo será también darles muerte a muchas de ellas en muy corto espacio de tiempo (dos o tres minutos) este hecho se debe a que el perro salvaje no se detendrá a saborear su comida, sino que come para sobrevivir.

Perros domésticos: Estos pueden ser nuestros como también entran en la misma categoría domésticos de casas vecinas. Para ambos, comúnmente este hecho sucede en la ausencia de los propietarios, dando inicio con algunas mordidas leves llevándolo posteriormente a la matanza sin sentido. Este hecho a veces va acompañado de un traspaso genético donde en la casa ya había existido un antecesor con ese hábito. También puede darse por comportamiento social o alelo-mimético, donde luego de ver el trabajo realizado por perros de pastoreo, el perro que no tiene esa finalidad, intenta hacer lo mismo causando la huida de las ovejas y aflorando así el impulso de caza.

La siguiente categoría es la de abandonados o perdidos en el campo. Estos son aquellos abandonados a orillas de caminos o rutas, y los de algunos cazadores pierden o abandonan. Los primeros se verán en la necesidad de cazar para comer, pero a diferencia de los salvajes, estos no saben trabajar en equipo y tampoco tienen un potencial impulso de caza. Además de eso, la mayoría de las veces temen a las personas y a acercarse a lugares donde hay otros perros; suelen merodear a distancia para poder comer algo de sobra y también se encuentran solos por lo que cazar o dar muerte a varias ovejas les dificulta mucho. Los perdidos en el campo, si son de cazadores, son perros muy fuertes y que saben rastrear muy bien; por lo tanto un perro en esta categoría, puede dar muerte o lastimar a muchas ovejas en un muy breve tiempo; lo que sucede es que en su gran mayoría los perros de cazadores no matan ovejas. Son algunas muy pocas excepciones. Sin embargo una sola mordida de uno de estos perros, es suficiente para destrozar a una oveja.

Ahora bien ¿Cómo saber que categoría de perro ha atacado las ovejas? La idea es por lo menos tener un indicio de que perro puede haber dado muerte a las ovejas. Para eso definiremos según el tipo de mordidas. Los perros que están en la primera categoría, perros salvajes, estos comúnmente darán muerte a las ovejas dejando claras mordidas en cuello del animal tal como lo hace en su hábitat salvaje. Una vez muerta la oveja, se puede notar que han comido piernas, abdomen o zonas blandas. También se podrá encontrar en el entorno, pedazos de carne que esos nos darán el indicio que fueron trasladados para alimentar a cachorros o heridos o viejos de la misma jauría los que se encontraban cerca del lugar de cacería.

Los perros de la segunda categoría; domésticos, estos no se definen por este tipo de mordidas sino más bien dirigidas a las piernas mientras huye la oveja. Esto se da a que su impulso de caza no está definido por lo que tampoco son especialistas en dar muerte a ovejas.

Por último los perros abandonados o de cazadores; para los primeros no suelen matar como los salvajes sino que atraparán un animal a la vez y lo comerán únicamente, yéndose luego. Este hecho puede repetirse a la otra noche ya que también tienden a quedarse en torno a la casa. Los perros de cazadores, estos destruirán a la oveja ya que son perros muy fuertes en cuanto a su mordida y a la vez que muerden sacuden la misma para darle muerte. Esto está impregnado en su naturaleza de caza y además fuertemente entrenado ya que es la finalidad de cada perro. Por lo que se podrá visualizar una gran mordida y rasgada la carne de la oveja.

Algunos consejos para tener en cuenta:

En nuestra Escuela hemos preparado algunos perros con la función exclusiva de proteger las ovejas.

Los perros que hemos preparado han protegido a las ovejas de otros perros linderos y salvajes.

Los perros de la propia casa, pueden ser enseñados perfectamente para que no maten ovejas.

Tenga presente nuestro número de contacto al inicio de nuestra página, o conéctese a través de las redes sociales Whatsapp, Facebook o Instagram y consulte para que podamos ayudarle.

Adiestrador: YoelBaracyGöettens